NFC:

Hoy en día las técnicas de marketing están dando un giro de 180 grados con respecto a todo lo que conocemos, de ahí es de donde nace el marketing de proximidad, que utiliza diversas tecnologías, entre las que se encuentran Bluetooth, WiFi y NFC.

Este último término es poco conocido actualmente, pero es una de las tecnologías del marketing de proximidad que promete ser realmente útil y conocida dentro de unos pocos años. Es por esto que a continuación te explicaremos todo lo que necesitas saber la NFC, desde qué es hasta sus usos y aplicaciones.

¿Qué significa NFC?

 

Near Field Communication, o simplemente NFC, es una tecnología inalámbrica de corto alcance que se perfila como una de las tendencias tecnológicas más prometedoras de los próximos años.

Los sistemas de pago móviles respaldados por las principales instituciones financieras ya están probando esta tecnología, mientras que los teléfonos inteligentes con chips NFC incorporados se están abriendo camino en los EE. UU. Y Europa.

Pero más allá de los pagos, NFC tiene el potencial de llegar a muchas otras industrias, desde los servicios de localización hasta la venta de entradas y el transporte público, no tiene límites.

 

¿Cómo funciona NFC?

 

A diferencia del Bluetooth, la NFC no requiere ningún tipo de emparejamiento manual o descubrimiento de dispositivo para transferir datos.

Con NFC, una conexión se inicia automáticamente cuando otro dispositivo NFC entra en un rango de cuatro pulgadas. Una vez dentro del alcance, los dos dispositivos se comunican instantáneamente y envían mensajes al usuario.

 

Ejemplos de las aplicaciones de la NFC

 

Si te interesa ver ejemplos sobre el uso del NFC hace clic en el botón a continuación:

Las 13 mejores aplicaciones NFC para celulares

 

Estamos hablando de una tecnología con mucho potencial a nivel de marketing, debido a su fácil funcionamiento y a su aspecto amigable con el usuario. A continuación te mostramos 3 aplicaciones que actualmente se le están dando a la NFC, para que veas a qué nos referimos cuando decimos todo lo anterior.

Billetera digital
Se trata de un Pad de pago o lector sin contacto en el que se coloca el teléfono inteligente, a cuatro pulgadas del dispositivo, y se solicita al cliente su billetera o libreta de ahorros y luego la confirmación del pago.

Un ejemplo más comercial de esta aplicación es Apple Pay, así como también Android Pay y Samsung Pay.

Compartir entre dispositivos Android
Cuando dos dispositivos NFC habilitados están dentro del debido alcance aparece un mensaje que le pregunta a uno de los dos usuarios si desea “transmitir” el contenido (videos, información de contacto o fotos) en pantalla al otro dispositivo Android.

Los dispositivos Android han podido usar Android Beam por un tiempo, pero es una característica poco conocida.

Chips NFC
Estos chips se pueden programar con aplicaciones como Tasker para realizar ciertas tareas cuando se escanean. Por ejemplo, puedes poner uno en tu escritorio y con un escaneo rápido puedes configurar tu teléfono para que vibre, deshabilitar GPS o habilitar solo notificaciones relacionadas con el trabajo, entre otras características.

¿Qué dispositivos tienen NFC actualmente?

La lista de dispositivos equipados con NFC crece día a día. Si deseas realizar un seguimiento de los dispositivos que aprovechan la tecnología NFC puedes entra a NFC World, una web que mantiene una lista actualizada de teléfonos habilitados para NFC.

Sin embargo, como Apple es nuevo en esta tecnología te damos a continuación una lista de los iPhones que tienen esta función.

[table id=7 /]

NFC es una adición relativamente nueva en el mundo de Apple. Lamentablemente, la oferta de Apple de dispositivos equipados con NFC solo puede realizar compras. La capacidad de compartir datos con un escaneo simple no está disponible, y la compañía no está muy interesada en expandir su funcionalidad NFC a áreas que no cree que lo necesiten.

 

¿Qué más puede hacer la NFC?

 

Apple Pay, Android Pay, Samsung Pay y otras billeteras digitales son solo el comienzo de NFC. Pagar desde tu teléfono inteligente es solo el comienzo. Muchos accesorios tecnológicos aprovechan esta característica, incluida la lente QX de Sony, que puede tomar fotos y videos y enviarlos a tu biblioteca de fotos a través de NFC.

 

En algunos lugares, las personas también pueden usar sus teléfonos inteligentes habilitados con NFC para subir a los trenes y metros más rápido, y realizar un seguimiento de cuántos viajes les quedan en su boleto digital.

 

NFC vs. Bluetooth

 

La NFC es una tecnología inalámbrica que hace uso de campos de radio electromagnéticos interactivos para transmitir pequeños bits de información entre un “iniciador” y un “objetivo”, una tarjeta de acceso y la puerta de la habitación de tu hotel, por ejemplo.

Esta tecnología es similar al Bluetooth, en el sentido de que ambas son tecnologías de comunicación de corto alcance. Pero NFC tiene su conjunto único de características que determinarán cómo se usa en aplicaciones prácticas del mundo real, además de otras grandes diferencias que te detallamos a continuación.

Por otro lado, NFC transmite datos en distancias mucho más pequeñas, generalmente entre 4 y 10 centímetros, en comparación con el alcance de 10 metros de Bluetooth, o en el caso de algunas implementaciones de RFID, incluso en kilómetros. Esta limitación por diseño reduce la probabilidad de intercepción no deseada y hace que la tecnología NFC sea especialmente adecuada para áreas atestadas donde la correlación de una señal con el dispositivo físico transmisor se vuelve difícil.

Su naturaleza de corto alcance puede reducir significativamente el riesgo de escuchas, pero eso no solo garantiza comunicaciones seguras; las aplicaciones deben usar protocolos criptográficos de capa superior como SSL para establecer un canal seguro.

Otro factor diferenciador es que NFC establece conexiones más rápidas que el Bluetooth estándar y su variante de baja potencia, Bluetooth 3.0. En lugar de realizar configuraciones manuales para identificar dispositivos, la conexión entre dos dispositivos NFC se establece automáticamente en menos de una décima de segundo. De hecho, NFC podría incluso usarse para acelerar el proceso de emparejamiento de dos dispositivos Bluetooth, actuando como un iniciador, simplemente acercándolos unos a otros.
Su capacidad de rendimiento de datos hace a esta tecnología apta para diferentes aplicaciones. NFC opera dentro de la banda ISM de frecuencia de radio disponible y no licenciada de 13.56 MHz y puede alcanzar una tasa de datos máxima de 424 Kb/s, mientras que Bluetooth opera en la frecuencia de 2.4GHz y puede alcanzar una tasa de datos máxima de 2.1 Mb/s.

 

El futuro de NFC

 

Ahora estamos en la era de la NFC, por lo que podemos esperar ver tecnología NFC en más y más lugares. La tecnología en uso fue un punto de partida obvio, y no podemos más que esperar que crezca a partir de ahí.

Muchas empresas ya han empezado a incorporar tecnología NFC en joyerías, lo que les permite a los usuarios acceder a datos privados.

Algunos fabricantes incluso han hecho tatuajes temporales con chips NFC integrados que desbloquean tu teléfono, mientras que otros están experimentando con tatuajes utilizados para almacenar información para uso futuro.

Para usos más alegres encontramos el tatuaje NFC de Pizza Hut, que permite a las personas pedir su pizza favorita en segundos.

 

Por otro lado, varias ciudades importantes, como San Francisco, ahora ofrecen opciones de pago a través de parquímetros. Ciudades como Londres y Manchester incluso te envían un mensaje de una figura histórica cuando escaneas la pestaña NFC de la estatua correspondiente.

Con suerte, en unos pocos años, la mayoría del transporte público también utilizará NFC.

Y a pesar de que no se trata específicamente, o exclusivamente, de productos basados ​​en NFC, la tienda de alimentos Amazon Go conceptual de Amazon ofrece una idea de lo que podría hacer la tecnología NFC.

 

Conclusiones sobre NFC

 

No es demasiado descabellado imaginar un mundo en el que todo lo que necesitamos llevar con nosotros sea un único dispositivo para poder hacer todo lo que deseemos. La tecnología NFC podría permitir que nuestro teléfono inteligente pague productos, abra puertas y actúe como nuestra identificación personal o un boleto virtual para el transporte y las atracciones. Podremos decir adiós a nuestras llaves, billetera, tarjetas y cualquier peso adicional en nuestros bolsillos.

 

Por supuesto, existen cabos sueltos que deberán resolverse antes de que la tecnología realmente se active, como garantizar que exista una infraestructura adecuada y abordar cualquier problema de seguridad, pero sin duda alguna estamos ya en el camino hacia poder tener una vida más simple gracias al uso de la NFC.